Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Métricas y KPIs de Liquidez: 

Prueba Ácida

 

La prueba ácida, también conocida como la relación ácida o índice ácido, es una medida financiera utilizada para evaluar la capacidad de tu empresa para cubrir sus obligaciones financieras a corto plazo utilizando sus activos líquidos, es decir, aquellos que se pueden convertir en efectivo rápidamente y sin pérdida significativa de valor. 

El ratio de prueba ácida: su relevancia

Esta métrica es importante para determinar si una empresa tiene suficientes recursos disponibles para pagar sus deudas a corto plazo sin depender de la venta de activos fijos.

Diferencias entre el ratio de liquidez y la prueba ácida:

– El ratio de liquidez se refiere a la capacidad de una empresa para cubrir sus obligaciones a corto plazo utilizando todos sus activos corrientes, incluidos los inventarios, mientras que la prueba ácida se centra solo en los activos líquidos, excluyendo los inventarios.

– El ratio de liquidez es más inclusivo y, por lo tanto, puede proporcionar una imagen más amplia de la solidez financiera a corto plazo de una empresa, pero la prueba ácida se considera una medida más estricta de liquidez, ya que se concentra en activos que se pueden convertir en efectivo de inmediato.

La prueba ácida sirve para evaluar si una empresa tiene suficientes recursos líquidos disponibles para hacer frente a sus deudas a corto plazo sin depender de la venta de activos que podrían llevar más tiempo vender o que podrían venderse a precios reducidos.

¿Qué elementos la componen? Veámoslo en detalle:

Efectivo: Dinero en efectivo y equivalentes de efectivo.

– Equivalentes de efectivo: Inversiones de corto plazo que se pueden convertir en efectivo de manera rápida.

– Cuentas por cobrar: Dinero que se espera recibir de clientes que han comprado a crédito.

– Pasivos corrientes: Deudas y obligaciones que deben pagarse en el corto plazo.

Interpretación del ratio de prueba ácida:

Un ratio de prueba ácida superior a 1 indica que la empresa tiene suficientes activos líquidos para cubrir sus deudas corrientes (es decir, menores a un año),  lo que se considera una señal de solidez financiera. Si el ratio es inferior a 1, la empresa podría tener dificultades para pagar sus pasivos a corto plazo sin vender activos fijos o sumar más deudas.

Veamos ahora un ejemplo:

Supongamos que una empresa tiene los siguientes datos:

– Efectivo: $10,000

– Equivalentes de efectivo: $5,000

– Valores negociables: $3,000

– Cuentas por cobrar: $7,000

– Pasivos corrientes: $15,000

Aplicamos la fórmula:

Prueba Ácida = ($10,000 + $5,000 + $3,000 + $7,000) / $15,000 = $25,000 / $15,000 = 1.67

En este caso, el ratio de prueba ácida es 1.67, lo que significa que la empresa tiene suficientes activos líquidos para cubrir sus pasivos corrientes y se considera financieramente saludable en términos de liquidez a corto plazo.