10 pasos para establecer KPIS y mejorar los procesos de tu distribuidora

Tiempo de lectura: 2 minutos

10 pasos para establecer KPIS y mejorar los procesos de tu distribuidora

 

 

Establecer Key Performance Indicators (KPIs) es crucial para el éxito de tu empresa de distribución, ya que te permite medir y evaluar el desempeño de tu negocio en áreas clave. Aquí te presentamos algunos pasos para establecer KPIs efectivos.

 

1. Definir tus objetivos estratégicos:

Antes de seleccionar KPIs específicos, es fundamental tener una comprensión clara de tus objetivos estratégicos. ¿Qué querés lograr como empresa distribuidora? Algunos de tus objetivos pueden ser:

  • Aumentar la eficiencia operativa
  • Mejorar la satisfacción del cliente?
  • Reducir costos
  • Vender más

2. Identificar áreas críticas

Detectá las áreas críticas de tu empresa de distribución que están directamente relacionadas con tus objetivos estratégicos. Algunas áreas comunes para medir en una empresa de distribución incluyen:

  • gestión de inventario
  • eficiencia de la cadena de suministro
  • calidad del servicio al cliente
  • costos operativos

3. Seleccionar KPIs relevantes

Elegí indicadores clave de rendimiento que sean relevantes para las áreas críticas identificadas.

Por ejemplo, si la eficiencia de la cadena de suministro es importante, te sugerimos medir:

  • el tiempo de entrega promedio
  • la precisión de los pedidos
  • la tasa de devoluciones

4. Asegurarte de que sean medibles y específicos:

Los KPIs deben ser medibles y específicos para que puedas realizar un seguimiento con precisión. Utilizá datos cuantitativos siempre que sea posible y establecé metas claras. Por ejemplo, en lugar de tener un KPI genérico como «mejorar la satisfacción del cliente», podrías medir la tasa de satisfacción del cliente y establecer una meta del 90%.

5. Establecer un sistema de seguimiento:

Implementá un sistema de seguimiento de datos que te permita recopilar, almacenar y analizar la información necesaria para medir tus KPIs. Podés utilizar un software ERP, herramientas de análisis de datos o simplemente planillas de Excel.

 6. Definir responsabilidades:

Asigná responsabilidades claras a los equipos o individuos encargados de monitorear y mejorar cada KPI. Esto garantiza que haya propietarios claros de cada métrica y que se tome en serio la mejora de los resultados.

7. Establecer metas y plazos:

Definí metas específicas para tus KPIs y establecé plazos realistas para alcanzar esas metas. Esto proporciona un sentido de dirección y urgencia en tu empresa.

8. Realizar seguimiento y análisis:

Realiza un seguimiento constante de tus KPIs y analiza los datos recopilados de manera regular. Identifica tendencias, patrones y áreas de mejora. Ajusta tus estrategias y operaciones según sea necesario.

9. Comunicación y alineación:

Comunicá los KPIs y los resultados a todos los niveles de la empresa para garantizar la alineación con los objetivos estratégicos. Fomentá la transparencia y la colaboración en la organización.

10. Ajustar según sea necesario:

Los KPIs pueden cambiar con el tiempo a medida que evolucionan tus objetivos y circunstancias. Asegurate de que tus KPIs sigan siendo relevantes y ajusta tu enfoque según sea necesario.

Recordá que los KPIs deben ser una herramienta flexible que te ayude a tomar decisiones y a mejorar continuamente tu empresa de distribución. Los KPIs adecuados te permitirán identificar áreas de mejora y optimizar tus operaciones para alcanzar tus objetivos estratégicos.