Métricas y KPIs de Liquidez: 

Liquidez Inmediata

 

¿Qué es la Liquidez Inmediata y cómo se calcula?

 

Este indicador mide la capacidad de la empresa para cubrir sus obligaciones financieras a corto plazo utilizando únicamente efectivo y equivalentes de efectivo. Ofrece una perspectiva más estricta al tener en cuenta sólo los activos más líquidos, como efectivo y equivalentes de efectivo.

La «Liquidez Inmediata» es un indicador financiero que mide la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones financieras inmediatas utilizando los activos más líquidos. Generalmente se calcula como la proporción entre los activos más líquidos (efectivo y equivalentes de efectivo) y los pasivos a corto plazo.

Este KPI proporciona una evaluación de la capacidad de la organización para enfrentar sus obligaciones más urgentes. La liquidez inmediata es muy útil a la hora de evaluar la capacidad de una empresa para hacer frente a situaciones financieras de emergencia, donde se requiere efectivo de manera inmediata. Un valor más alto de liquidez inmediata sugiere una mayor capacidad para hacer frente a las obligaciones a corto plazo.

Ejemplo

Supongamos que una empresa tiene $50,000 en efectivo y equivalentes de efectivo y $30,000 en pasivos a corto plazo. La liquidez inmediata se calcularía de la siguiente manera:

Liquidez Inmediata =

Efectivo y Equivalentes de Efectivo / Pasivos a Corto Plazo = $50,000 / $30,000 = 1.67

En este ejemplo, la empresa tiene una liquidez inmediata de 1.67, lo que significa que tiene $1.67 en efectivo y equivalentes de efectivo por cada $1 de deuda a corto plazo. Un valor superior a 1 sugiere una capacidad adecuada para hacer frente a las obligaciones a corto plazo.