¿Por qué la nube es el futuro de las implementaciones ERP?

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Por qué la nube es el futuro de las implementaciones ERP?

 

Estamos en medio de un cambio radical en las preferencias tecnológicas. Las pequeñas y medianas empresas tienen hoy más que nunca la tecnología al alcance de la mano. Conoce en este artículo por qué la nube es el futuro en implementaciones de ERP. 

Para muchas pequeñas y medianas empresas, el cambio a la nube se realiza por razones comerciales obvias, veamos pormenorizadamente las ventajas que supone su implementación:

Reduce los costos:

  • Evita los costos iniciales de toda la infraestructura informática, como la infraestructura y  los servidores
  • Reduce los servicios de soporte de TI . Como la mayor parte de la instalación está en la nube el proveedor se encarga del soporte de los sistemas operativos.
  • Elimina el pago por adelantado de licencias de software de aplicaciones
  • Reduce el costo de mantenimiento y soporte de esas aplicaciones, ya que el proveedor de la nube maneja las actualizaciones y mejoras.

 

Más allá del ahorro de costos, los beneficios de un ERP en la Nube incluyen:

 

  • Invertir sólo por los recursos informáticos que necesita.
  • El tiempo de implementación es más rápido porque se elimina la necesidad de instalación de hardware.
  • Ajustar dinámicamente la cantidad de recursos en la nube utilizando a medida que fluctúan las necesidades de procesamiento o almacenamiento.
  • Confianza de que se ha realizado una copia de seguridad de los datos y de que existe un plan de recuperación ante desastres.
  • Evitar ataques al servidor de la empresa porque los datos no se almacenan localmente, sino en la nube en un centro de datos seguro.
  • Acceder al sistema desde cualquier lugar permite una fácil expansión de la empresa

      Otros beneficios:

      • Acceso a la información en cualquier lugar y en cualquier momento por parte del personal, los clientes y los socios, ya que todas las aplicaciones están diseñadas para ejecutarse en dispositivos móviles.
      • La mayor parte de la funcionalidad actual está siempre disponible, ya que el proveedor de la nube mantiene y actualiza el software.
      • Las verdaderas aplicaciones en la nube están diseñadas con una interfaz de usuario intuitiva para acelerar el tiempo de productividad.

      En conclusión, adoptar un sistema ERP en la nube para las empresas, ya sean pequeñas o medianas, se traduce en un una más rápida implementación, más moderna, económica e interconectada. Puedes seguir conociendo más sobre este tema en nuestro e-book.