¿Por qué la nube es mejor? 10 razones para elegirla

Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Por qué la nube es mejor? 10 razones para elegirla

 

Existen varias razones por las cuales un software ERP en la nube puede ser preferible a un software ERP alojado en la empresa. Adoptar este tipo de despliegue brinda claros beneficios que van desde la capacidad de almacenamiento hasta la seguridad, siendo el factor costo uno de los más importantes.

Local VS Nube

Si bien un software ERP alojado internamente puede tener sus ventajas, como un mayor control sobre los datos y la personalización del sistema, un software ERP en la nube ofrece flexibilidad, accesibilidad y una reducción de la carga de mantenimiento y costos iniciales, lo que lo convierte en una opción popular para muchas empresas en la actualidad.

Algunas de las ventajas clave de pensar en cambiar a un desarrollo 100% en la nube para tu negocio son:

1.Ubicación:

 El software se encuentra alojado en el servidor central y utiliza solo lo que se necesita. Además cuenta con la seguridad de empresas especializadas en despliegues en la nube.

2. Menores costos iniciales de adquisición

Un software ERP alojado en servidores internos requiere una inversión significativa en infraestructura, hardware, licencias de software y personal de TI para la instalación y configuración. En contraste, un ERP en la nube generalmente se basa en un modelo de suscripción, lo que reduce los costos iniciales y permite a las empresas pagar solo por los recursos y características que necesitan.

3. Accesibilidad y disponibilidad:

Un software ERP en la nube te permite acceder a los datos y funciones desde cualquier lugar con conexión a internet. Esto es especialmente beneficioso para empresas con múltiples ubicaciones o para equipos que trabajan de forma remota. Además, los proveedores de software en la nube suelen ofrecer garantías de tiempo de actividad y redundancia de servidores, lo que garantiza un alto nivel de disponibilidad del sistema.

 4. Mantenimiento:

A diferencia de los despliegues on-site, una implementación en la nube no requiere costos de instalación ni de mantenimiento del hardware.

5. Actualizaciones y mantenimiento simplificados:

En un software ERP en la nube, las actualizaciones de software y los parches de seguridad son responsabilidad del proveedor del software. Esto significa que los usuarios no tienen que preocuparse por mantener el sistema actualizado, ya que las actualizaciones se implementan automáticamente. Además, el proveedor de la nube se encarga del mantenimiento de los servidores, lo que libera recursos internos de TI.

6. Almacenamiento: con la vorágine de cambios informáticos las actualizaciones frecuentes son fundamentales. Un software en la nube incluye actualizaciones frecuentes sin costo.

7. Seguridad de datos: Los proveedores de software en la nube suelen implementar medidas de seguridad avanzadas para proteger los datos de sus clientes. Esto incluye la encriptación de datos, copias de seguridad regulares y sistemas de detección de intrusos. Además, los datos almacenados en servidores en la nube están respaldados y protegidos contra fallas de hardware o desastres naturales, lo que proporciona una mayor seguridad y tranquilidad en comparación con los servidores locales.

8. Escalabilidad: Con un ERP en la nube, es más fácil escalar el sistema según las necesidades cambiantes de tu empresa. Los proveedores de software en la nube generalmente ofrecen planes flexibles que permiten aumentar o disminuir los recursos según sea necesario. Esto evita la necesidad de invertir en hardware adicional o realizar actualizaciones costosas para adaptarse al crecimiento de la empresa.

9. Respaldos: estos son responsabilidad del proveedor. Habitualmente contarás con procesos automatizados con seguridad en varios niveles.

10. Almacenamiento ilimitado: La nube ofrece un almacenamiento ilimitado
que acompaña el crecimiento de la empresa sin modificar nada.

¿Quieres saber más sobre las ventajas de implementar un software ERP en la nube en tu organización? Escríbenos y te asesoraremos.